2018 – Estudio sobre la Iconicidad y facilidad de aprendizaje de los símbolos pictográficos ARASAAC

Autores: Francisco Cabello Luque

Cristina Mazón Morillas

Facultad de Psicología, Universidad de Murcia

Información bibliográfica

Iconicidad y facilidad de aprendizaje de los símbolos pictográficos ARASAAC

CABELLO, F. y MAZÓN, C. “Iconicidad y facilidad de aprendizaje de los símbolos pictográficos ARASAAC”. Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología

Disponible en https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S021446031830041X

Introducción

En las investigaciones previas de Bertola (2017) y de Cabello y Bertola (2015) se encontró que los pictogramas de ARASAAC tenían un elevado índice de iconicidad y, de hecho, resultaron más transparentes que los de los conjuntos SPC y Bliss. Este hallazgo, además, se replicó en población adulta, población infantil con desarrollo típico, y población infantil diagnosticada con trastorno del espectro autista.

La importancia de la elevada iconicidad estriba en su relación con una mayor facilidad de aprendizaje. Sin embargo, en esos trabajos no se llegó a comprobar si realmente los símbolos de ARASAAC eran más sencillos de aprender, y por ello el objetivo general de este trabajo fue la facilidad de aprendizaje del conjunto de los símbolos pictográficos de ARASAAC, SPC y Bliss en menores con trastornos del desarrollo.

Participantes y tarea

En el estudio participaron 24 menores usuarios del Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana (CDIAT) de Puerto Lumbreras (Murcia), diagnosticados con retraso del lenguaje, trastorno específico del lenguaje, y trastorno del espectro autista. Los niños fueron asignados aleatoriamente a uno de tres grupos experimentales según el conjunto de pictogramas utilizado: ARASAAC, SPC y Bliss.

Como en los otros trabajos sobre ARASAAC, se seleccionaron un total de 30 palabras correspondientes a las categorías gramaticales de nombres, verbos y adjetivos. Para cada una de ellas se presentaba en un ordenador un grupo de 4 pictogramas (uno correspondiente a la palabra objetivo y tres distractores), de manera que la experimentadora presentaba oralmente la palabra y los niños debían seleccionar el pictograma que correspondía a la misma. Por ejemplo, en el ejemplo de la figura, “luna” sería el pictograma correcto mientras que “gato”, “teléfono” y “dormir” serían los distractores.

La tarea se organizó en cuatro sesiones diferentes:

  • Evaluación inicial: constaba de 30 ensayos, en cada uno de los cuales aparecía en la pantalla del ordenador 4 pictogramas, uno correspondiente a la palabra objetivo y tres distractores. La experimentadora presentaba oralmente la palabra y los niños debían seleccionar el pictograma que correspondía a la misma, sin que recibieran información de si sus respuestas eran correctas o incorrectas.
  • Entrenamiento 1: consistió en otros 30 ensayos con los mismos estímulos de la evaluación inicial. La tarea de los niños era la misma, pero ahora si la respuesta era correcta se le felicitaba y se colocaba una pegatina sobre una cartulina, mientras que en caso de error se corregía y la experimentadora señalaba el pictograma correcto.
  • Entrenamiento 2: El procedimiento seguido fue idéntico al del primer entrenamiento.
  • Seguimiento: Por último, entre 7-9 días después se realizaba una sesión de seguimiento para valorar el mantenimiento de lo aprendido. El procedimiento fue idéntico al de la evaluación inicial, de forma que no se indicaba a los niños si sus respuestas eran correctas ni se corregían los errores.

Resultados

La siguiente gráfica muestra el porcentaje de aciertos de los tres grupos (ARASAAC, SPC y Bliss) en las sesiones de evaluación inicial, entrenamiento, y seguimiento.

En la evaluación inicial, ARASAAC consiguió los mejores resultados, lo que se interpreta como otro indicativo de la mayor iconicidad de sus pictogramas. Durante el entrenamiento, el grupo ARASAAC siguió mostrando un porcentaje de aciertos significativamente mayor que el SPC y, si bien la diferencia fue más evidente tras la primera sesión y se igualó con el grupo SPC tras la segunda. Respecto al seguimiento, sólo los grupos ARASAAC y SPC mantuvieron el aprendizaje tras una semana, y de nuevo ARASAAC consiguió los mejores resultados.

Conclusiones

ARASAAC fue el sistema que mostró mayor iconicidad y también mayor facilidad de aprendizaje en todo momento, seguido de SPC y por último de Bliss. Además, mostró un aumento significativo en los aciertos ya tras la primera sesión de entrenamiento, mientras que los otros conjuntos necesitaron dos sesiones para producir esta mejora.

Por tanto, este trabajo proporciona datos positivos sobre la adquisición de los símbolos pictográficos de ARASAAC en contraposición a los otros sistemas bien establecidos como son SPC y Bliss, y sigue acumulando evidencias a favor de su calidad y de su validez.