Método Podd de Comunicación Aumentativa y Alternativa

Desde ARASAAC queremos agradecer a Hoptoys su autorización parapublicar en el aula abierta este artículo y las fotografías correspondientes que podéis encontrar disponible en su página web.

Método PODD de comunicación alternativa y aumentativa

El método PODD se engloba dentro de las estrategias de CAA (Comunicación Alternativa y Aumentativa) y fue desarrollado por Gayle Porter, una logopeda australiana con más de 25 años de experiencia especializada en problemas de comunicación y lenguaje. El método PODD (Pragmatic Organisation Dynamic Display) se basa en las tablas dinámicas de organización pragmática del lenguaje. De hecho son cuadernos de comunicación dinámicos con vocabulario organizado pragmáticamente realizados a partir de símbolos gráficos, pictogramas o incluso palabras escritas utilizadas por el entorno inmediato de los niños, gracias a los cuales podrán aprender a comunicarse.

¿Qué es el método PODD?

Las siglas PODD quieren decir:

  • Pragmatic (Pragmático): se encarga del uso del lenguaje. Es aquí donde niños con Trastorno de Espectro Autista (TEA) o Síndrome de Asperger presentan más dificultades, ya que expresan lo que piensan o sienten sin tener en cuenta su entorno.
  • Organisation (Organización): las palabras y símbolos están organizados de forma sistemática.
  • Dynamic Display (Visualización Dinámica): la manera de organizar el cuaderno de comunicación.

Gracias al método PODD los padres, profesores, logopedas, terapeutas ocupacionales, etc. podrán aprender a crear múltiples cuadernos de comunicación personalizados y adaptados a las necesidades específicas de comunicación, de lenguaje, sensoriales y físicas de sus hijos, alumnos y pacientes tanto en casa, como en el aula como en la consulta.

Al principio el método PODD estaba dirigido sólo a los niños con parálisis cerebral, pero más tarde se pudo comprobar que resulta muy útil para desarrollar la comunicación de las personas con cualquier tipo de necesidad específica de comunicación como las personas con Síndrome de AngelmanSíndrome de RETT o autismo.

Una herramienta de comunicación

Todos utilizamos múltiples métodos de comunicación como la voz, los gestos, las expresiones, la escritura… y normalmente escogemos aquellos que nos parecen más eficaces para cada situación.

Así mismo, una persona con problemas de comunicación y lenguaje puede utilizar métodos distintos para comunicarse, pero debe escoger aquellos que funcionen con la ayuda del cuaderno de comunicación PODD.

¿Por qué utilizar el método PODD?

1-Para comunicar todo el tiempo

El método PODD utiliza desde el principio todas las funciones del lenguaje (la descripción, el rechazo, la expresión de las emociones, el desacuerdo…), mientras que otros métodos sólo utilizan algunas de ellas. Además, algunos métodos solo enseñan el vocabulario específico para ciertas actividades, mientras que el PODD utiliza lenguaje más natural.

2-Para desarrollar la utilización y la comprensión del lenguaje

Un cuaderno de comunicación PODD se puede utilizar para:

  • Ayudar una persona a comunicarse de manera más eficaz;
  • Ayudar a la comprensión del lenguaje de otras personas(en este caso una segunda persona señala los símbolos o pictogramas que la persona ha dicho).

3-Para ampliar el vocabulario

De la misma manera que cuando hablamos escogemos (de manera casi inconsciente) las palabras más adecuadas de entre todas las que conocemos, el método PODD tiene como objetivo ofrecer al niño con problemas de comunicación y lenguaje el acceso a un vocabulario amplio; ya que si partimos de la base de que el niño tiene un vocabulario reducido y le ofrecemos precisamente eso, ¿cómo seremos capaces de saber si ese niño es capaz de aprender o no más palabras?

4-Para escoger los mensajes más adecuados a cada situación

El método PODD está pensado para responder a las necesidades de comunicación de forma inteligible, específica, eficaz, autónoma y de la manera más social posible, es decir, que el niño pueda llegar a comprender a los demás y ser comprendido.

Gracias a cada mensaje o situación podemos determinar las necesidades específicas de comunicación de una persona. Por ejemplo, algunos mensajes se centran en la eficacia, como cuando le decimos a alguien « date prisa »; otros se centran en los detalles y tienen que ser más específicos, como cuando queremos contar una historia o expresar cómo nos sentimos. El método PODD tiene la ventaja de ser flexible y propone desde diálogos cortos hasta un vocabulario muy amplio.

¿Cómo utilizar el método Podd?

La inmersión para aprender este nuevo lenguaje

El objetivo principal del método PODD es promover la inmersión lingüística, es decir, todas las personas del entorno inmediato del niño con problemas de comunicación y lenguaje deben aplicar el método PODD de CAA tanto para hablar con el niño como para comunicarse con los demás. Es como cuando queremos aprender un idioma extranjero, la mejor manera de aprenderlo y la más rápida es « sumergiéndonos » en el idioma conviviendo por un período de tiempo con personas nativas del idioma que se quiere aprender.

Para una mejor sumersión en el método PODD hay que tener un vocabulario amplio, ya que esto permite a los demás utilizar cualquier oportunidad para hablar con el niño con problemas de comunicación y lenguaje utilizando los símbolos que debe aprender. De esta manera el niño podrá aprender y comprender más rápidamente la función de los símbolos y los utilizará con más facilidad.

Establecer hábitos de comunicación permanentes

Es primordial que el niño pueda tener acceso al cuaderno de comunicación PODD en cualquier momento y lugar. En algunos casos, como por ejemplo el ir a la piscina, no resulta práctico llevarse el cuaderno, así que ten a mano otro método de comunicación alternativa y aumentativa para ese momento en particular.

Empieza siempre por la primera página

En todos los cuadernos de PODD se anima al niño a empezar por la primera página para comunicar alguna cosa. Algunos símbolos del cuaderno indican un número de página, la cual contiene más palabras sobre el tema que quiere tratar y permite enriquecer su vocabulario.

Sólo si el niño no es capaz de pasar las páginas de manera autónoma para ir a la página indicada en el símbolo, el padre o profesional que lleva a cabo la CAA deberá pasar las páginas en su lugar para que el niño pueda concentrarse en la creación de su mensaje.

El grado de asistencia por parte de la persona que lleva a cabo la comunicación con el niño dependerá de las necesidades del mismo, es decir, tendrá que adaptarse al perfil del niño.

No existe una única manera de utilizar el método PODD

Como con  métodos de comunicación y lenguaje alternativo (lengua de signos por ejemplo), no existe una manera absoluta y eficaz para llevar a cabo el aprendizaje del PODD, ya que cada cuaderno es único y está adaptado a las necesidades de comunicación de la persona que lo utiliza. El apoyo de la persona que acompaña el niño durante la comunicación es esencial para asegurar una buena utilización del método PODD.

Los tipos de PODD

El cuaderno de comunicación PODD se organizará y se leerá de una manera u otra en función de las necesidades individuales de comunicación y de las capacidades físicas y sensoriales del niño. En general podemos encontrar las siguientes estrategias para trabajar con los cuadernos de comunicación PODD:

  • La alternativa visual: para las personas con discapacidad visual, ya que es posible de utilizar símbolos en vez de pictogramas.
  • La selección asistida: la persona que acompaña el niño puede señalar o leer los distintos pictogramas de cada página hasta que el niño le indique la elección correcta.
  • La selección directa: consiste en señalar con el dedo, con la mirada o con otras partes del cuerpo, para indicar los pictogramas, palabras o símbolos que el niño quiere comunicar para que la otra persona los interprete.
  • La selección codificada: a cada columna y a cada línea se le asigna una referencia (un número y un color por ejemplo); a continuación el niño tendrá que mirar el color i el número que corresponden a lo que quiere decir.
  • Seleccionar y mostrar: el niño podrá coger el pictograma y mostrarlo o dejarlo en el pupitre de comunicaciónpara crear frases completas. Sin embargo, la selección directa tendría que ser una prioridad siempre que sea posible.

Las estrategias y productos de apoyo para el acceso

Para indicar los símbolos gráficos en los comunicadores, tableros y libros de comunicación existen cinco estrategias fundamentales, a saber:

      • La selección directa: consiste en señalar  o pulsar las teclas directamente, con el dedo, con la mirada o con otras partes del cuerpo, para indicar los pictogramas, palabras o letras que se quieren comunicar. Los punteros de distinto tipo son ejemplos de productos de apoyo que puede facilitar la selección o acceso directo.
      • La selección con ratón: solamente para productos electrónicos, consiste en acceder con un ratón a teclados o cuadrículas con símbolos para la comunicación en pantalla. Se puede usar una gran variedad de ratones adaptados, en forma de joystick, trackball, así como el ratón facial (controlado con movimientos de la cabeza), el ratón controlado con la mirada o el multimouse, consistente en cinco teclas o conmutadores.
      • La exploración o barrido dependiente: solamente en tableros o libros, consiste en que el interlocutor vaya señalando, uno en uno o por grupos, filas y columnas, los símbolos o letras a comunicar, hasta que el hablante asistido indique con un gesto que se ha dado con el que quería comunicar.
      • La exploración o barrido independiente: solamente para productos electrónicos, en este caso es el comunicador u ordenador el que presenta las diferentes opciones a comunicar hasta que el hablante asistido selecciona la que le conviene pulsando un conmutador. Existen muchos tipos de conmutadores que se pueden activar con diferentes partes del cuerpo.
      • La selección codificada: en este caso cada símbolo o letra tiene un código, por ejemplo un número de dos o tres cifras o un color y un número, de manera que el hablante asistido indica de forma directa o por barrido este código para transmitir el símbolo o letra. De esta forma con pocas teclas o casillas puede acceder a un gran número de símbolos.

Gracias a las diferentes estrategias y productos de apoyo para el acceso, por muy restringida que se encuentre la movilidad de una persona, casi siempre es posible encontrar una solución para que pueda acceder a la comunicación, así como a otras actividades, tales como la movilidad asistida, el control del entorno o el acceso al ordenador para la escritura, el dibujo, el juego o la comunicación a través de la red.

¿Cómo podemos fomentar el éxito de la intervención con SAAC?

Los sistemas y productos de apoyo para la CAA son solamente un medio o una condición necesaria para que la persona con discapacidad del habla pueda comunicarse, desarrollar sus capacidades y participar en el mundo que la rodea, pero no resultan nunca suficientes. Lo verdaderamente importante es el proceso de educación, habilitación y asesoramiento que debe acompañarlos.

El proceso de intervención debe empezar por una evaluación de las capacidades, habilidades, necesidades y deseos de la persona, así como de las características, apoyos, demandas y restricciones de su entorno, con el fin de definir los componentes que va a tener el sistema o sistemas que vayan a resultar más adecuados. Habrá que seleccionar con mucho esmero los productos de apoyo así como  las estrategias de acceso y, para usuarios de SAAC no lectores,  habrá que realizar una buena selección del vocabulario signado o pictográfico que se va a ir enseñando. Este proceso de evaluación no ha de ser puntual sino continuado a lo largo de la vida.

La habilitación y la enseñanza deben dirigirse tanto a la persona como a su entorno, incluyendo todos los contextos en los que participa o desea participar, así como todas las personas significativas de estos contextos, incluyendo profesionales y, sobre todo, familiares, compañeros y amigos. Esta enseñanza debe llevarse a cabo en entornos educativos y terapéuticos pero también en entornos naturales, en un enfoque de 24 horas que garantice que la persona se verá inmersa en un buen ambiente de lenguaje, rodeada de interlocutores sensibles y competentes, e implicada en actividades interesantes y enriquecedoras.

Para fomentar el éxito de la intervención con SAAC lo más importante es conseguir que la persona con discapacidad de habla tenga cosas interesantes para comunicar a los demás, sepa cómo hacerlo y cuente con interlocutores que quieran escucharle y sepan entenderle. Este objetivo no debe dejarse en manos del azar sino que se debe conseguir a través del esfuerzo y el acierto de profesionales competentes, apoyados por una sociedad cada vez más concienciada y libre de prejuicios.