TUTORIAL CAA – CÓMO ELABORAR UNA AGENDA VISUAL CON PICTOGRAMAS

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Autores/as: Almudena Vergara Cardona por su colaboración (Maestra de Audición y Lenguaje) y ARASAAC


«La realidad es una masa confusa de acontecimientos, personas, lugares, sonidos y visiones que interaccionan. Fijar rutinas, horarios, rutas y rituales particulares es algo que me ayuda a poner orden«. Therese Jolife, 1992.

Las rutinas dan seguridad, ayudan a comprender lo que nos rodea y prevenir la angustia de no saber qué va a pasar.

Con algunos niños y niñas, es muy positivo explicitar esas rutinas mediante agendas visuales con la secuencia de actividades que deben realizar.

¿Qué es una agenda visual?

La agenda visual es una herramienta que, mediante el uso de distintos apoyos (objetos, fotografías, pictogramas o textos), proporciona información secuenciada y ordenada sobre las actividades que vamos a realizar durante un periodo determinado de tiempo.

El uso de la agenda visual resulta fundamental para las personas que presentan dificultades en la previsión y estructuración del tiempo, porque le ayuda a:
  • identificar las actividades que vamos a realizar,
  • conocer la respuesta que esperamos de ellas,
  • anticipar qué va a suceder a continuación y
  • adquirir una visión general del paso del tiempo.
La agenda visual es un elemento complementario a cualquier actividad de anticipación, favorece la comunicación funcional y ayuda a mejorar la respuesta emocional ante cualquier situación futura, evitando situaciones de desconexión o la aparición de conductas disruptivas por el desconocimiento de lo que va a suceder a continuación.
La agenda visual se utiliza en todos los contextos (colegio, casa, terapia, …) y debe estar siempre visible.
Podemos utilizar distintos tipos de soporte: cuaderno, pizarra, pared o un dispositivo móvil.
Su complejidad debe adaptarse a las necesidades y a la capacidad de abstracción de la persona con la que vamos a utilizarla. A largo plazo, nuestro objetivo será que la persona organice y planifique sus propias actividades.

¿Qué vocabulario seleccionamos para la agenda visual?

Antes de elaborar una agenda visual con pictogramas debemos seleccionar el vocabulario que vamos a utilizar, acorde a las características y necesidades de la persona.

Tenemos que tener en cuenta que, si las actividades pertenecen al contexto escolar, es posible que nos interese representar a los profesionales que interviene, las diferentes áreas curriculares (lengua, matemáticas…), los diferentes espacios (aula de música, recreo, sala de psicomotricidad…), o las actividades concretas que vamos a realizar (trabajo cooperativo, asamblea, taller de juego…).

Si las actividades pertenecen al contexto familiar, puede interesarnos representar a familiares, amigos, lugares (supermercado, cine, centro comercial, parque, …) y actividades (visitar a una persona, hacer los deberes, merendar, ver la televisión, ducharse, cenar, hora de dormir, …).

Dependiendo del tipo de agenda que vayamos a realizar y de la capacidad de abstracción de la persona, debemos introducir las  periodos de tiempo correspondiente a un día (mañana, tarde, noche, horas),  los días de la semana, el mes y la estación del año.

¿Cómo elaboramos una agenda visual?

Una vez definido este vocabulario, podemos descargar los pictogramas directamente desde ARASAAC, utilizando el Buscador de pictogramas, y elaborar la agenda utilizando nuestro procesador de textos  o nuestro software de presentación de diapositivas habitual…

Podemos utilizar todas las posibilidades que nos ofrece la aplicación Picto Selector

O crear agendas online utilizando la página de Pictoagenda.

Como hemos comentado, el objetivo de la agenda visual es mostrar la secuencia de actividades a realizar en un periodo determinado. Por lo tanto, debemos prever cómo vamos a marcar el paso del tiempo.

Podemos indicarlo con una flecha o un recuadro de color verde que señale la actividad que estamos realizando y una aspa o una línea roja que tache las actividades  ya realizadas.

Para finalizar este sencillo tutorial, os recordamos que es fundamental la implicación de la persona que va a utilizar la agenda durante todo el proceso, ya que conseguiremos que la actividad tome una mayor significado para ella.

Pulsa en el enlace para acceder a distintos Ejemplos de agendas visuales con pictogramas